Crónica de Ángel Paniceres – Rallye de Ourense

Ourense Ciudad Termal

Otro año más cerramos el periplo gallego en la Ciudad Termal, un rally del que me llevo muy buenos recuerdos.

Para comenzar, teníamos por delante un duro día de reconocimientos, en el que teníamos que anotar el cien por cien de los tramos. No fue una tarea fácil y mucho menos rápida. Tramos como A Peroxa, el cañón, Toen… tramos duros, con muchos cambios de ritmo, de asfalto y con una climatología inestable (como viene pasando en todos los rallys que llevamos, hasta en Adeje nos “orbayó” en un enlace je je ).

Al día siguiente, shakedown en agua y en la 4 curva, “Gelín ten cuidado con el interior” y Gelín de frente al interior, pinchando en la primera pasada del shakedown. Yo creo que Javichu no sabía si darme un libretazo o dar el caso por perdido. Aun así cambiamos rápidamente la rueda pinchada y seguimos probando nuevos reglajes para agua de cara a la carrera.

A la tarde noche, después de un pique intenso con El Tenderu veloz en el simulador (si queréis saber el ganador ya sabéis que el tiempo se queda reflejado y podéis pasar a intentar superarlo en cualquier rally), llegaba el pequeño tramo espectáculo de San Cibrao das Viñas, donde había que salir a correr de verdad, no vaya a ser que al final del rally haya un empate y el tramo espectáculo sea quien desempate que, aunque parezca difícil, ya ha pasado.

Día de carreras y, para desayunar, A Peroxa, un tramo difícil donde Esteban ya ponía el puño encima de la mesa y, como bien me decía siempre mi madre, hay que respetar a los mayores y aprender de ellos, así que continúe el rally intentando luchar por el pódium de la categoría y por mejorar en las segundas pasadas, aunque un problema de frenos en la segunda pasada de A Peroxa nos hizo perder 40 ó 50 segundos y la pancarta de meta a la organización (sí, me la lleve puesta en el pequeño Adam).
En la última pasada del cañón también tuvimos algún que otro problema pero, en este caso, de visión. El sol me deslumbraba y no pude mejorar el tiempo de la primera pasada, eso me hizo apreciar aún más ese mítico video de Don. Ari Vatanen subiendo Pikes Peak con más de 700cv y a una mano, ya que la otra la utilizaba de parasol.

Al final conseguí el primer puesto en la categoría Junior, aunque sí que es cierto que me hubiera gustado estar más arriba en la R2. Para ello toca trabajar ahora más que nunca ya que toca el rally de casa pero no solo para mí, sino también para Manuel y para Esteban, y habrá que estar atentos a Manuel en Riosa o a Esteban en Miravalles, espero guardarme algún as en la manga para el princesa y saber jugar bien mis cartas aunque si los rivales tienen póker habrá que tirarse el farol.

Un saludo y nos vemos en Oviedo

Ángel Paniceres