La columna de Ángel Paniceres – CRUZ Y CARA (Canarias)

Comenzábamos nuestra andadura insular nada más y nada menos que con la primera prueba del ERC: El Rally Islas Canarias “El Corte Ingles”, donde llegábamos con unas inmensas ganas de realizar un buen papel.

Sí que es cierto que la climatología de los días de reconocimiento de los tramos era más acorde a mi Asturias profunda en un mes de octubre, que al paraíso vacacional de media Europa en pleno marzo. Es cierto que tomar notas con una niebla intensa fue una tarea complicada, pero, aun así, Javi y yo fuimos capaces de dejar los tramos bien anotados y listos para competir.

El miércoles, gracias al Opel Motorsport TEAM SPAIN y a un colaborador de lujo como fue el concesionario Orvecame, fuimos capaces de presentar las nuevas monturas para este año 2016 y, acompañados de un referente a nivel europeo, Aleks Zawada, me sentí afortunado de poder compartir equipo con un piloto tan rápido y, cómo no, de compartir sensaciones sobre nuestros ADAM R2.

Durante el ‘shakedown’ me sentía muy cómodo y tras completar este tramo de pruebas y reglar nuestro coche, fuimos capaces de posicionarnos en segunda posición del ERC en la categoría R2, lo cual me lleno de satisfacción ya que en ningún momento tuve en mente poder estar tan arriba, ante tantos pilotos de gran nivel.

Llegamos al primer día de competición, con unas ganas increíbles de hacer un buen papel, pero una mala decisión de neumáticos y un clima en forma de niebla y lluvia en el primer tramo nos costó la pérdida de un tiempo imprescindible para el resto del rally. Además, la adaptación a los nuevos neumáticos se nos estaba haciendo difícil y, sobre todo, al asfalto de las carreteras de la isla, que me hacían imposible conducir rápido. Aun así, en uno de los tramos míticos de este rally, “La era del Cardón”, me sentí cómodo con el coche y con el tramo y pude hacer un scratch en la categoría, lo que me motivo de cara al siguiente día.

En el segundo día seguíamos con más de lo mismo. No fuimos capaces de rodar cómodos y, por tanto, decidimos conservar y sumar los máximos puntos posibles para el campeonato de España, acabando en un cuarto puesto entre los R2, por detrás de nuestro compañero Esteban Vallín.

Para ser sincero, no salimos a la siguiente cita con todas a nuestro favor. El Rallye Villa de Adeje se presentaba con grandes incógnitas de cara a los reglajes del coche y al mal resultado de las Palmas de Gran Canaria, pero después de relajarnos unos días por el sur de Tenerife y de analizar las causas que pensábamos que eran culpables del resultado del rally anterior, llegamos a la conclusión de que teníamos que divertirnos dentro del coche y ajustarlo para nosotros y nuestra forma de conducción.

Así fue como el primer día disfrutamos por los tramos tinerfeños y pudimos competir contra nuestros rivales directos en el campeonato. Creo que el primer día fue uno de los más intensos que he competido nunca, estábamos rodando en tiempos de Esteban y también de un rapidísimo Manuel, que venía de hacer un gran papel en Las Palmas.

El segundo día de competición, y tras el abandono de Manuel, la lucha quedó entre los dos Opel Adam R2 por la segunda y tercera posición. A decir verdad, nunca nos separamos más de 5 segundos y, al final, se saldó todo a favor de Esteban en la última etapa por sólo 2,9 segundos. Siempre recordaré la llegada a meta del último tramo, donde Esteban y yo lo dimos todo por esa segunda posición y donde todo quedó en un abrazo de compañeros de Equipo tras la intensa pelea durante los dos días del rally.

Tras ese gran ritmo marcado, fuimos capaces de conseguir la primera victoria de la temporada en el apartado Júnior y salir de las islas en primera posición del Trofeo de España Júnior y terceros en el Trofeo R2.

Volvemos a la península con buen sabor de boca gracias a esa gran afición canaria que se contaba por miles en los tramos y que tantos ánimos nos ha dado.

¡Nos vemos en Córdoba!

pani adeje 1