Pódium de color azul y cruz de la victoria – Crónica del Rallye de Ferrol por Ángel Paniceres

Tras el doblete del Sierra Morena llegaba el periplo norteño con el rally de Ferrol en un parque de trabajo rodeado por la ría Ferrolana.

Esta vez sabíamos que íbamos a tener una carrera difícil, una carrera con una diversidad importante de competidores locales y, cómo no, un Manuel y un Esteban imparables; y así fue. Sinceramente, pensábamos estar más cerca del tendero veloz y de Manuel, como hicimos en rallys anteriores, pero la falta de confianza por las carreteras más difíciles del campeonato de España de Rallys de asfalto, la climatología cambiante y el alto nivel que nuestros rivales demostraron, nos dejaron cerrando el pódium de la categoría.

A decir verdad, nuestra intención era apretar el ritmo el viernes y cerrar el día lo más adelante posible para gestionar el sábado de otra manera, pero si algo podía salir mal en los tramos, salió mal. Así fue como empezamos el rally; con el primer tramo completamente inundado y el segundo totalmente seco. Hombre, divertido fue hacer 25 km con ruedas de agua en el puente trasero y el asfalto totalmente seco! No lo voy a negar, pero no muy eficiente a decir verdad.

Sabiendo que la victoria de la categoría se estaba fraguando en pocos segundos y que estábamos lejos de la pelea, decidimos hacer un rally inteligente y sumar unos puntos muy valiosos para el campeonato y para el equipo.

Es cierto que, como bien decía Esteban, era imposible no caer a alguna cuneta en este rally, o pinchar, hacer un trompo, etc. Por suerte, en todas las cunetas en las que caímos, pudimos salir rápido y, gracias a la fiabilidad de nuestro Opel Adam R2, pudimos acabar el rally sin ningún problema, lo cual destaca la eficacia y eficiencia de nuestro equipo mecánico y técnico

Por otro lado, nos afianzamos con la victoria en la categoría Júnior. Aunque aún queda mucho trabajo para llegar al Rally Santander Cantabria y pelear de tú a tú por la victoria en la R2, sabemos que hay que seguir intentándolo y que, cuando las cosas no salen como esperas, hay un buen dicho que dice que “no hay mal que por bien no venga” y que sin trabajo no hay éxito. Por tanto, toca ponerse las pilas y trabajar durante estas tres semanas para volver a estar presentes en la R2.

Obviamente, he de reconocer el gran Rally que se han marcado Esteban y Manuel, imprimiendo un ritmo de escándalo y comentar que, entre los tres, hemos conseguido afirmar que la categoría R2 este año tiene color azul y cruz de la victoria por y para todos los aficionados astures que se desplazan por todo el territorio nacional y que nos animan y apoyan estemos donde estemos.

Nos vemos en la región vecina el primer fin de semana de junio con nuevas metas y objetivos, un saludo.
Ángel Paniceres Fuentes