RETORNO A SOTILEZA – Crónica del Rally Santander Cantabria por Esteban Vallín

Retorno a Sotileza

Crónica del Rally Santander Cantabria

Al igual que contaba Jose María de Pereda a finales del XIX, en mi “novela” también hay una “Silda” y también de la Calle Alta, por lo que, a pesar de que llevo muy a gala ser de pueblo, y de la tierra del Rey del “morrillazu!”, no me cabe duda que Santander es “mi” ciudad. Voy feliz a correr su rally, porque además la “pasieguedad” de sus calzadas las torna difíciles y divertidas. En cualquier caso los tiempos en la R2 este año son tan apretados que nos divertiríamos incluso corriendo por el vasto parking del Minymas de Colunga.

Y para motivarnos más había novedades en su recorrido, un tramo nuevo el Viernes y otro el sábado, éste muy largo y complejo. Y, sobre todo, salida y llegada de la Plaza Porticada! Sitio inmejorable, con mucha historia en nuestro nacional y uno de los puntos de la ciudad que más tengo pateados, jaja.

Comenzábamos con un clásico y un tramo nuevo. Los dos con relativa prudencia, esperado acontecimientos. Fin del bucle: segundos a 1,7 de SuperMora. 1,7 en 34 kms crono… en fin, difícil andar más apretados. Todo en orden. Y Angelín y Javi acechando un poco más atrás.

Segundo bucle suspendido por falta de ambulancias y de sentido común, y a dormir. Al menos con la tranquilidad de que, a pesar del caos incicial, las noticias sobre el accidente se fueron tornando menos graves. Respiro de alivio de todo el Nacional.

Y el Sábado empezaba la guerra, con el tramo Rey, Riotuerto, 28 kms y varios tipos de Asfalto y carretera. Escogimos bien las ruedas, creo, redonducas, negras, se veían guapas. Y salimos con idea de hacer Alisas con cuidado para que las ruedas siguieran redondas, y atacar en lo estrecho, donde sufrirían algo menos, ya que salimos algo más blandos de monta que MMR. Peeeero, ahí intervino la varita mágica del mago italiano de la villa semialpina de los quesos. El primer parcial fue demoledor, casi uno por km a nuestros rivales, simplemente yendo por el sitio que manda el amigo de Biasion. Valstagna Rules. Increible. Ni un susto. Ritmo, trazada, y zaca. Líderes.

Y para el siguiente tramo, lo previsto: Manuel sacó la capa, un puño a la cintura y el otro hacia delante y ala, a volar. Atacón del de Grao, que nos devolvía una parte y se colocaba a espaldas nuestras por escaso margen, coooomo mola!

La segunda pasada por el largo prometía emoción. Escogimos la monta para poder atacar sin tino, ni miedo a degradar, con ganas de darlo todo para conseguir otra victoria. Pero no pudo ser. No la victoria, que sí fue, sino la lucha. Otro banco de niebla espeso salido de las entrañas del Tricilíndrico y apagón de nuevo. Sobra decir que a partir de ahí se acabó correr, pasar los tramos, controlar todo en general, pinchar un poco y terminar con cuidado. Pero no es igual. Ganas tengo de una batalla no interrumpida.

Si algo me dice mi “breve” experiencia en los rallys es que las rachas van y vienen, y ahora nosotros estamos en la buena y ellos (JMM, MMR, RMC) en la mala. Y no deben comerse mucho la cabeza, el año pasado nosotros sufrimos varias averías, con el mismo staff técnico y los coches igual de buenos y duros que este año, pero tocaba. Y en 2016, esforzandonos todos, llevamos 5 rallys con los dos coches del equipo sin ningún incidente mecánico.  Un día a ellos se les acabará la mala suerte, trabajando como hasta ahora, y dejarán de tener incidencias mecánicas. Paciencia.

Ecuador. Ese bonito país. Ah no, que me lío, perdón, quería decir: Ecuador, mitad del certamen. Hemos pasado 5 carreras ya de este 2016 y no sé que más podríamos pedir: Primeros de R2 (ahora ya en Brutos y Netos), Primeros en FIA, Segundos en 2RM, y Sextos de la general del Campeonato. Fantástico primer tiempo del partido. Quince minutos de descanso y a por el segundo. Empieza en Ourense, 210 km crono, bucle de la tarde de 60 km, … en fin, desafíos everywhere!

Vamos a por el Cañón do Sil, y esta vez, poneos más altos que en Santander ok?

Un Saludo

Esteban Vallín