Santander ciudad marinera – Crónica del Rallye de Santander por Ángel Paniceres

Santander ciudad marinera

Como bien sabéis, los vínculos que tengo con esta ciudad son grandes ya que me paso todo el año viviendo allí para estudiar mi “otra” carrera. En este caso llegábamos muy motivados de cara a la quinta prueba del nacional, que sería justamente la mitad del campeonato.

Salimos desde el primer tramo con ganas de atacar pero por desgracia no me encontraba contento con el comportamiento del coche en el primer tramo y, cuando llegamos a meta, tanto Manuel como Esteban ya se alejaban considerablemente. Aun así para el segundo tramo decidimos cambiar reglajes y nos sirvió para quedarnos cerca de  los dos pilotos de cabeza.

Al día siguiente nos esperaba un señor tramo; 28 kilómetros que incluían de todo, un tramo súper exigente y divertido al mismo tiempo que nos obligó a esforzarnos al máximo. En las primeras pasadas por los tramos tres y cuatro notábamos que aún nos faltaba un pequeño escalón para estar con la cabeza de la R2 y nos propusimos mejorar nuestro, tiempo pasada tras pasada, para conseguir en los tres últimos tramos, tres scratch en la categoría R2.

Cada vez tengo más claro que pelear con rivales como Esteban y Manuel es una tarea complicada, pero no imposible. Hoy en día puedo sentirme afortunado de competir con pilotos de tan alto nivel, ya que son ellos los que hacen que cada día me tenga que esforzar más y pueda seguir progresando y poder competir de tú a tú con ellos.

Por otro lado creo que Esteban y yo hemos dejado al equipo Red Opel Motorsport contento, hemos conseguido nuestro segundo doblete de la temporada, un primer puesto en la R2, otro primero en la categoría Júnior, pódium en vehículos FIA y 2RM y un quinto y sexto puesto en la general scratch. Por suerte este año, nuestra “pequeña pelotilla voladora” no nos está dando problemas de ningún tipo y como no, esto se debe al trabajo de todo el equipo técnico.

Sí que es cierto que ya hemos llegado a la mitad del campeonato y que hasta aquí hemos hecho nuestro trabajo lo mejor posible, cumpliendo así los objetivos del equipo y por ello en la segunda mitad no esperamos menos. Lo vamos a dar todo.

Nos vemos en Ourense, seguro que San Pedro de Rocas nos espera con los brazos abiertos y esperamos que el calor no haga de las suyas.

Por cierto amigos, podemos permitirnos arriesgar en todas las curvas, podemos permitirnos chocar, podemos permitirnos que las cosas no salgan como uno quiere, pero lo que sin duda NO podemos permitirnos es una situación como la acontecida en la tarde del viernes del Rallye de Santander. Nuestra seguridad está garantizada desde que nos montamos en el coche pero la vuestra depende de vosotros mismos. Por favor colocaos en lugares altos y disfrutemos todos de este maravilloso deporte.

Ángel Paniceres